¿Qué es la empatía? La identificación mental y afectiva de un sujeto con el estado de ánimo de otro, según la RAE, que surge como acicate principal del comportamiento prosocial, en opinión de Eduardo Punset. Se trata de la capacidad cognitiva de percibir lo que otro ser puede sentir, de interpretar sus necesidades; la habilidad social que nos ayuda a relacionarnos y convivir…

Es una cualidad imprescindible del antropólgo/a. Conforma el método antropológico con otros valores como la observación, la escucha activa y el análisis.

“La empatía es necesaria en el trabajo de campo en la investigación etnográfica para establecer relaciones de confianza con las personas sujeto de estudio,” afirma el director del Máster en Antropología Social Práctica, Jordi Ferrús.

¿Y cómo potenciarla? No hay reglas. La práctica cotidiana en nuestro entorno es la clave para desarrollarla.